Servicio al cliente: + 57 (310) 780 2350
Solicita demo gratis

La Norma “ISO 14001 Sistemas de gestión ambiental – Requisitos con orientación para su uso” es uno de los sistemas de gestión más exitosos de la International Organization for Standardization – ISO, y en poco tiempo más debe someterse a su segunda revisión para asegurar que siga siendo pertinente en las próximas dos décadas.

La publicación original data de 1996 , siendo actualmente la ISO 14001:2004 la versión vigente, y que ha sido adoptada por más de 300.000 usuarios de certificados en 155 países de todo el mundo .

El proceso de revisión que se estima estará concluido para el año 2015, está a cargo de más de 40 expertos de unos 25 países , miembros de ISO / TC 207 , Gestión ambiental , el comité técnico de la ISO que desarrolló la norma ISO 14001 .

Entre los aspectos más relevantes a considerar en esta versión, surge la necesidad de asegurar para la nueva versión de la norma una estructura tal que facilite la integración con otros sistemas de gestión, especialmente con ISO 9001.

Se analizaron además temas  tales como:

  1. Desarrollo sostenible
  2. Mejora del comportamiento medioambiental
  3. Cumplimiento legal
  4. Gestión estratégica de negocios
  5. Evaluación de la conformidad y las agendas políticas nacionales e internacionales
  6. Obstáculos y oportunidades para aumentar aplicación de la norma ISO 14001 en pymes
  7. Control del impacto ambiental en la cadena de valor o de suministro
  8. Involucramiento de las partes interesadas y comunicación externa

Además de estas acciones importantes , el mandato requiere que los principios básicos y los requisitos existentes de ISO 14001:2004 deban conservarse y mejorarse

RECOMENDACIONES PARA LA NUEVA ISO 14001

El Grupo de Estudio a cargo presentó numerosas recomendaciones para su consideración en la nueva revisión de la norma ISO 14001, entre las que se encuentran:

  • Al considerar las nuevas necesidades de una versión revisada de la norma ISO 14001 , hay que recordar que este estándar es una herramienta para mejorar la gestión del medio ambiente, de modo que los nuevos requisitos no deberían disuadir o excluir su implementación en organizaciones con un nivel de entrada básico o elemental. El uso de ” matrices de madurez ” debe ser considerado para mostrar cómo los requisitos se podrían aplicar de forma cada vez más amplia.
  • Una organización debe conservar la responsabilidad de alinear sus procesos de ISO 14001 con sus prioridades ambientales y de negocios.
  • Fortalecer la atención a temas tales como la transparencia en materia de gestión del medio ambiente y el rendimiento, y la influencia de la cadena de valor y la responsabilidad.
  • Expresar la gestión ambiental más claramente como una contribución al desarrollo sostenible.
  • Ampliar y aclarar el concepto de “prevención de la contaminación”.
  • Considerar la posibilidad de hacer frente a otros principios ambientales incluidos en la norma ISO 26000 de Responsabilidad Social.
  • Considerar la posibilidad de alinear el lenguaje entre la ISO 26000 y la ISO 14001
  • Fortalecer la evaluación del desempeño como parte de la norma ISO 14001 4.5.1 ( por ejemplo, uso de indicadores).
  • Comunicar el enfoque y el mecanismo definido para lograr el cumplimiento legal en la norma ISO 14001.
  • Abordar el concepto de “demostración del compromiso de cumplimiento de la legalidad”
  • Hacer foco en las consideraciones estratégicas, beneficios y oportunidades de la gestión ambiental para las organizaciones.
  • Fortalecer (a nivel estratégico) la relación entre la gestión ambiental y la actividad principal de una organización, es decir, sus productos y servicios y la interacción con las partes interesadas (incluidos los clientes y proveedores).
  • Considerar las implicaciones de los nuevos modelos de gestión empresarial (estratégicos) en la aplicación de la norma ISO 14001
  • Proporcionar una orientación más clara en el Anexo A para evitar la mala interpretación de los requisitos.
  • Mantener la aplicabilidad de la norma ISO 14001 para las PYME, por ejemplo, mediante la elaboración de requisitos sencillos y comprensibles.
  • Incluir requisitos y orientación sobre la estrategia ambiental, diseño y desarrollo, compras y actividades de marketing y ventas, en alineación con las prioridades organizativas.
  • Introducir un enfoque más sistemático para la identificación, consulta y comunicación con las partes interesadas sobre las cuestiones ambientales.
  • Introducir un requisito para establecer una estrategia de comunicación externa, incluidos los objetivos de tal comunicación, la identificación de las partes interesadas pertinentes, y una descripción de lo que se debe comunicar y cuándo hacerlo.
  • Proporcionar orientación a las partes interesadas ​​externas relacionada con los aspectos ambientales de los productos y servicios de la organización.

Este artículo aparece por cortesía de Calidad & Gestión: http://calidadgestion.wordpress.com

 

¿Tienes más preguntas? ¿Necesitas solucionar un tema en particular? Contáctanos

 

Abrir chat
1
Hola! ¿cómo estás?